Consejos para preparar un café de calidad

café de calidad
El café es la bebida de mayor consumo por los habitantes en el mundo ya que ofrece energía, quita el cansancio y la pesadez, por lo que prepararlo tiene su técnica. Para poder elaborarlo hay diversas máquinas desde expresos, Dripper V60 mediante filtros, Aeropress, sistema de goteo y sifón, que lo ponen a gusto del consumidor. 

También, puedes conseguir un café de calidad en establecimientos que ofertan desde un macchiato, un americano, latte, mocachino, cortado, capuchino, entre otros tipos. Algunas recomendaciones para prepararlo es que está compuesto de 90 % de agua y 20% el grano molido, por lo que es una bebida muy económica y no lleva muchas complicaciones hacerla.

 

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Solo necesitas saber en qué punto de ebullición debe estar el agua, saber moler el grano, ya que dependiendo de su grosor el sabor será mayor o menor. En este sentido, el café si es muy grueso estará suave o aguado. Al contrario será más amargo y fuerte, por lo que tener una buena taza de esta bebida deberás esperar unos minutos después de su preparación para degustarlo.

 

¿Cómo preparar un café?

Si quieres ser un buen barista o simplemente quieres ofrecer un café de calidad, sigue los siguientes consejos para que obtengas este delicioso y aromático brebaje que deleite el paladar de cualquiera a la hora que le apetezca.

 

  • Adquiere una buena cafetera, puede ser sencilla, sofisticada o por goteo, mientras cumpla con tus necesidades y la inversión no supere lo presupuestado.
  • Consigue un buen café no torrefactado o molido, de buena calidad, que ofrezca un excelente aroma, se sienta su sabor amargo y fuerte. Si consigues en grano para que lo puedas moler, resulta mejor pues al molerlo al instante, el sabor de la bebida se incrementará.
  • Emplea la mejor calidad de agua mineral, por lo que es preferible verter el agua antes de comenzar su ebullición.
  • Coloca la medida de contenido tanto de agua como de café. Para una taza emplea 500 mililitros de agua mineral y dos cucharadas rebosadas del grano molido, sin agregar azúcar, edulcorante, crema, licor, miel u otra sustancia acompañante.
  • De acuerdo con la taza donde sirvas el café, podrá ser expresso, ristretto, capucchino y demás tipos. Acostumbra utilizar porcelana ya que es un material resistente y permite conservar el calor. Mientras que el vidrio o cristal deja escapar el calor con más facilidad, pero deja ver la textura, colores y otras cualidades del producto.
  • El café puede tener otros sabores adicionales como licor, azúcar, miel, nata, leche, etc. los cuales cambian su sabor original. El uso de edulcorantes artificiales arruina por completo el sabor y la infusión se torna metalizada. En el caso de la leche demasiado hervida puede quedar amarga pues se quema el azúcar que posee.

 

Hacer un café de calidad no requiere de un experto ni tener la mejor cafetera, solo debes saber en qué momento puedes mezclar el agua hervida con el grano molido. Dejar que se cuele, aplicar azúcar, acompañarlo con cualquier otro producto (chocolate, vainilla, licor, etc.), y decidir si lo quieres caliente, frio, con leche, claro u oscuro, ya que solo es cuestión de gustos.

About the author

Dejar un Comentario

Noticias relacionadas