café irlandés

El famoso Café Irlandés se crea en la década de los cuarenta. Dicen que su origen fue en un el aeropuerto irlandés de Shannon durante el invierno. Debido al retraso de un vuelo, alguien añadió whiskey irlandés al café para llevar mejor el frío. Esto se extendió y mucha gente comenzó a combatir el frío de esta manera.

Pero a parte de por el frío, muchos siguieron tomando este tipo de café por lo delicioso que está. Hoy en día sigue siendo muy popular. Incluso la aparición del Baileys fue por este café, ya que esta bebida está compuesta por café, crema y whiskey irlandés. Por ello, vamos a mostrarte cómo preparar este original y calentito Café Irlandés.

Ingredientes para un Café Irlandés:

  • 40 ml de whisky (preferible irlandés)
  • 80 ml de café caliente
  • 40 m de nata batida o crema de leche
  • 15 gr de azúcar moreno

Recomendaciones para el Café Irlandés:

  1. Se recomienda utilizar un vaso o copa de cristal alargado para servirlo.
  2. Sigue el orden establecido. Ya que así evitaras que los ingredientes se enfríen y esto influya en el sabor final.
  3. El grano que utilices influirá en el sabor. Se recomienda café espresso.
  4. El café espresso debe estar cremoso y fino al paladar. Es ideal que el grano tenga notas de sabor a frutos secos y aroma a madera.
  5. En cuanto a la nata, puedes optar por hacer nata casera, aunque también la puedes comprar en muchos establecimientos.

Elaboración del Café Irlandés:

  1. Calienta el whisky. Comienza poniendo el whiskey en un cazo junto con el azúcar moreno. Puedes elegir entre calentarlo a fuego lento hasta que esté cerca de ebullir. O puedes optar por calentarlo en el microondas de unos 800 W de potencia durante 30 segundos.
  2. Prepara el café. Seguidamente, prepara el café. Preserva la crema que genera el espresso
  3. Unelo en la copa junto con el whisky y el azúcar. Deja espacio en la copa para la nata, mézclalo bien con la ayuda de una cuchara
  4. Añade la nata. Solo por encima del whisky y café.
  5. Puedes decorarlo con elementos decorativos como chocolate en polvo, canela o granos de café.

¡Y esto es todo para disfrutar de un buen café irlandés! ¿ A qué esperas para prepararlo?

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

About the author

Dejar un Comentario